Actualidad

“Vamos a seguir estando entre los 8 ó 10 mejores del mundo”

Foto: LNB.com.ar

Julio Lamas es el nuevo protagonista de “La entrevista de la semana”. El ex entrenador de la Selección muestra su visión de Argentina en los Juegos Olímpicos, analiza el rendimiento de los jóvenes y el futuro del equipo, y habla de su gran presente personal en San Lorenzo, donde fue campeón de la Liga Nacional en la temporada pasada.

-¿Qué viste de la Selección en los Juegos Olímpicos?
-Me gustó mucho el equipo, jugó con mucha energía, concentración y química. Compitió de igual a igual contra los mejores. Creo que fue un muy buen torneo de jugadores consagrados como Ginóbili, Nocioni y Scola más la emocionante despedida de Manu y Chapu; y por otro lado hubo un aumento en el espacio dentro del equipo de jugadores como Campazzo, ya definitivamente instalado en la Selección, y de Garino y Laprovittola en aumento.

-Se fueron Ginóbili y Nocioni del equipo. ¿Se puede decir qué fueron para la Selección?
-Fueron dos bastiones fundamentales de la Generación Dorada y dos jugadores que hicieron mucho por el básquet dentro y fuera de la cancha. En la Selección abrieron puertas al mundo entero, y su comportamiento y enseñanza a los demás fue clave. Chapu fue el alma de una manera de jugar, y Manu el conocimiento y el hacer mejor a los demás de una manera superlativa.

-Muchos miran al recambio y los jóvenes. ¿Qué viste de ese tema en Río?
-Soy optimista. Creo que vamos a seguir siendo competitivos y vamos a seguir estando entre los 8 ó 10 mejores del mundo como estábamos antes de la Generación Dorada.

-En relación a ese futuro, ¿sentís que se reactivó el salto de los jugadores al exterior?
-Sí, sin dudas. Los que fueron a la NBA, Delía a Europa. Es el elite del básquet mundial y me parece que es esperanzador.

-¿Te sorprendió que tan rápido se diera el salto de tres chicos a la NBA?
-Desde un punto de vista sí y desde otro no. Por un lado, no era algo que estaba cantado que iba a suceder. Pero al mismo tiempo creo que la NBA ha abierto mucho sus límites. Hace 20 años, el mejor jugador FIBA iba y tenía que llevar los bolsos, y ahora van jugadores que son suplentes en sus selecciones nacionales. Todo ha cambiado mucho.

-¿Se extraña estar en la Selección y en ese día a día con el equipo?
-La verdad es que no la extraño porque está en las mejores manos y porque el equipo nos representa bien en todo lo que hace. Y yo estoy con toda la energía puesta en San Lorenzo. Valoro mucho eso.

-¿Se disfruta más desde adentro o desde afuera?
-Se disfruta de las dos maneras. La intensidad con la que se vive también desde afuera es la misma que estando en el equipo.

-Te cambio un poco de tema. ¿Qué genera empezar una nueva Liga Nacional después de tanto recorrido?
-Siempre el comienzo de una nueva Liga es esperanzador y genera expectativas. Es una nueva oportunidad de hacer las cosas bien. Volvemos a tener motivaciones en varios aspectos. En la Liga Nacional, en la Liga de las Américas y en el partido que vamos a jugar en Toronto (NdeR: el 14/10, por la pretemporada NBA). Está la perspectiva de tener un año intenso y hay muchas oportunidades.

-No es habitual que un campeón afronte el torneo siguiente con apenas dos jugadores de aquel plantel, e incluso se fue un pilar de ese equipo como Herrmann. ¿Cómo se encaran estas situaciones?
-Hemos cambiado más jugadores de lo normal después de ser campeones y hubo múltiples razones. Algunas fueron decisiones deportivas, otras de mercado y otras económicas. Ahora estamos en el proceso de mirar hacia adelante. En cuanto a Herrmann, sabemos que perdimos un jugador fundamental y trataremos de disimularlo con el aporte de varios jugadores.

-¿Imaginás un estilo de juego similar al del año pasado con las nuevas caras?
-En defensa puede ser que el equipo sea parecido. En ataque en algunas cosas vamos a cambiar, porque los jugadores son otros. Estamos construyendo el sistema de juego y tratando de conocernos y buscar una nueva química.

-¿Sentís que después de un año ya pasó un poco ese prejuicio que hubo con San Lorenzo cuando llegó a la Liga?
-Siempre se vive un proceso de adaptación cuando hay alguien nuevo. Creo que ha pasado la novedad del primer año. Para el segundo San Lorenzo volvió a armar un equipo fuerte y con ambiciones, pero hay otros que también lo hacen con las mismas herramientas económicas de San Lorenzo. Hay seis o siete equipos que están en la misma situación. San Lorenzo todavía sigue siendo nuevo y creo que por algunos años más lo va a ser, pero ya no está más el desconocimiento del año pasado, tanto del equipo a la competición como de la competición al equipo.

-Está claro que van a apuntar a todo en cada torneo, pero ¿el duelo contra Toronto y la vuelta a Boedo son detalles especiales de la temporada?
-Sí, son dos experiencias que más allá del resultado están por encima. La vuelta a Boedo es la vuelta a un lugar desde lo emocional para los hinchas y socios del club, y para el básquet profesional es tener las comodidades organizativas para realizar las tareas de la mejor manera. Y el partido contra Toronto es un día trascendente porque es un partido histórico, es la primera vez que se jugará contra la NBA. Y para nosotros es un orgullo y una responsabilidad hacerlo. Vamos a tratar de dar la mejor imagen.

Leandro Fernández
@FernandezLea
prensa@cabb.com.ar
@cabboficial

Tienda CABB

Ultimas Noticias

Mini BasquetTorneos CABBTorneos CABBEscuela Nacional de Entrenadores de BásquetbolFederal FemeninoTorneo FederalEscuela Argentina de Arnitros de Básquetbol
Ir Arriba