Actualidad

Resumen y destacados de las semifinales de conferencia en la Liga

Deck (San Lorenzo), Flor (Quilmes), Faggiano (San Martín) y Sims (Regatas). Fotos: LNB.com.ar.

CONFERENCIA NORTE – SEMIFINALES

San Martín (1º) 3 – Olímpico (4º) 1
Juego 1: San Martín 76 – Olímpico 81
Juego 2: San Martín 86 – Olímpico 73
Juego 3: Olímpico 68 – San Martín 84
Juego 4: Olímpico 74 – San Martín 83

En los papeles era, quizás, una de las series más atractivas de esta instancia. Había quedado en claro en el partido inicial, donde Olímpico volvió a hacerse grande en Corrientes para ganarle por tercera vez en la temporada al Santo (que sólo había perdido dos veces en su casa en el torneo, ambas contra el Negro); y también con la reacción de los de Sebastián González en el segundo encuentro. Sin embargo, antes del tercero se desvirtuó todo y por algo ajeno al básquet. En pleno entrenamiento de San Martín en el Vicente Rosales de La Banda, un grupo de violentos ingresó para amenazar al plantel, todo un hecho vergonzoso. Fueron 24 horas agitadas después, que incluyeron la sanción a Olímpico para jugar sin público en su cancha, la decisión de los correntinos de regresar a su provincia al no sentir las garantías necesarias y el posterior regreso -a la media hora- para jugar. En ese contexto, fue San Martín el que sacó su orgullo, se fortaleció en la adversidad, encontró muchísimo enfoque y terminó ganando dos partidos con total autoridad ante un Olímpico al que le pasó lo opuesto y jamás logró meter la cabeza (y su juego) en la cancha. Por supuesto que, para ello, hubo un enorme trabajo defensivo de los correntinos para cortarle todos los circuitos y limitarlo por completo (le permitió 71 puntos en esos choques, cuando su media de local en toda la campaña fue de 80.4). Y se sabe que cuando la defensa funciona, el 1 de la Conferencia Norte se potencia adelante con sus variados recursos. Dentro del parejo nivel colectivo, Jeremiah Wood volvió a destacarse con su dominio de siempre (20.5 puntos, 4.3 rebotes y 3 asistencias de media), y Lucas Faggiano tuvo una serie fantástica con su verticalidad y constante aporte en los dos costados (medias de 15.3 tantos, 3.8 pases gol, 3.3 robos y 1.8 rebotes, además de anotar 25 unidades -con 9-11 cancha- en el encuentro decisivo). San Martín pasó un momento lamentable, pero se fortaleció para sacar su mejor versión y llegar a la final de la región.

Estudiantes (2º) 1 – Regatas (3º) 3
Juego 1: Estudiantes 96 – Regatas 74
Juego 2: Estudiantes 86 – Regatas 89
Juego 3: Regatas 71 – Estudiantes 68
Juego 4: Regatas 76 – Estudiantes 71

Regatas llegó a los playoffs como un equipo más peligroso de lo que su ya buena posición (3º) decía, por juego, jerarquía del personal y experiencia. Y tras sacarse de encima a Libertad, ahora se cargó a Estudiantes (2º) con muchísima personalidad para armar una final de Conferencia 100% correntina ante San Martín. Y eso que en el primer partido terminó pagando un flojo segundo tiempo hasta perder por paliza (96-74). Sin embargo, robarse el segundo de Concordia (89-86) -con el agregado de hacerlo sin Paolo Quinteros, quien salió por cinco faltas en el suplementario- lo revitalizó. Y en el José Jorge Contte se hizo fuerte y no dejó pasar la chance. Y lo llamativo es que lo hizo con algo que no lo destacó con constancia en la temporada, su defensa. En la 2016/17, el Fantasma fue el tercero que más puntos recibió jugando como local (83.2). Pero en estos dos encuentros dejó al Verde en 69.5. Le hizo la vida imposible al MVP Dar Tucker (media de 17 en el J3 y J4, comparado con sus 28 de los primeros dos y los 21.7 de la 16/17) y evitó que el resto diera un paso al frente. Después, se sabe que el poder de fuego de los de Piccato es enorme, sobre todo en sus guardias. Lo de Donald Sims fue sensacional en los tres triunfos del equipo, donde promedió 25.6 puntos (41.6% triples), 3 rebotes, 3.3 asistencias y un robo); y Paolo Quinteros volvió a aportar su inagotable cuota de calidad y experiencia (20 tantos, 2.7 recobres, 2.3 pases gol y un recupero en la serie). De todas maneras, no hay que olvidarse que detrás de ellos hay obreros que cumplen su rol a la perfección, como Pablo Espinoza y Fabián Ramírez Barrios. Regatas ya conoce bien este tipo de instancias. Se viene un tremendo clásico para buscar a un finalista.

FINAL
San Martín (1º) – Regatas (3º)
Entre sí en la temporada: Igualados 2-2.

CONFERENCIA SUR – SEMIFINALES

San Lorenzo (1º) 3 – Gimnasia (5º) 0
Juego 1: San Lorenzo 89 – Gimnasia 72
Juego 2: San Lorenzo 98 – Gimnasia 64
Juego 3: Gimnasia 82 – San Lorenzo 93

Se le hizo larga la espera a San Lorenzo para empezar la defensa de su título en los playoffs, pero lejos estuvo de sacarle ritmo. El campeón largó la postemporada con todo y se sacó de encima con total autoridad a un Gimnasia que demostró mucha entrega y compromiso pese a tener varios problemas de lesiones (Schattmann no estuvo en todos los playoffs, y De los Santos jugó la serie con un importante problema en una mano), pero no fueron suficientes ante el poderío individual y colectivo de los de Julio Lamas. La diferencia promedio en los tres encuentros (20.6 tantos) habla de lo contundente que fue el Ciclón para superar su primer obstáculo. Es que si la defensa funciona (generalmente lo hace), el conjunto de Boedo suele ser devastador con sus ilimitados recursos ofensivos y capacidad física superior al resto. Si a eso se le agrega una lapidaria efectividad en triples (52.6%, con 13.7 convertidos por juego), el combo es explosivo. Destacar un punto alto dentro del nivel parejo de todos suele ser difícil, y eso habla del fantástico nivel de Gabriel Deck, porque siempre hay que destacarlo. Tortuga sigue en un estado de forma superlativo y hace parecer fácil lo complicado. Promedió 22 puntos (63% dobles y 55.6% triples), 2 rebotes y una asistencia en 28.2 minutos en estos tres duelos, mostrando un dominio total. Con decir que otros siete jugadores cerraron con una media de entre 7.3 y 12 unidades alcanza para entender el poder de fuego del campeón. El primer paso hacia una nueva corona ya está dado.

Ferro (2º) 2 – Quilmes (6º) 3
Juego 1: Ferro 78 – Quilmes 81
Juego 2: Ferro 78 – Quilmes 76
Juego 3: Quilmes 83 – Ferro 97
Juego 4: Quilmes 100 – Ferro 91
Juego 5: Ferro 107 – Quilmes 113

El Quilmes de los milagros lo hizo de nuevo y está entre los cuatro mejores de la temporada. Y eso que tuvo varios problemas para armar el equipo y lo hizo casi a las apuradas, y que su principal objetivo era evitar el descenso. Pero cuando hay carácter, corazón, sacrificio, entrega, compromiso y mucho trabajo (enorme mérito del entrenador Javier Bianchelli), los imposibles no son tales. Por algo se metió en los playoffs casi por la ventana y como el único con récord negativo. Por algo le dio vuelta un 0-2 a Bahía Basket en los cuartos de final, ganando el quinto a domicilio con total autoridad. Y por algo, también, sacó del camino a Ferro pese a estar 1-2 y a definir -nuevamente- como visitante. Ahí, a partir del cuarto encuentro, comenzó una película fantástica con un protagonista destacado: Eric Flor. El escolta de 24 años, elegido el jugador de mayor progreso de la temporada, demostró que es más que eso y brilló como nadie en estos playoffs. En el J4 se despachó con 41 puntos y 10 triples (sobre 15 intentos), ambas máximas de su carrera, acompañados por 7 asistencias y 4 rebotes. Y si eso fue maravilloso, qué decir de su consagratorio quinto partido. El 113-107 en el mítico Héctor Etchart y tras dos suplementarios quedará en el recuerdo como uno de los mejores partidos en mucho tiempo, y Eric fue determinante. Sumó 10 tantos en la primera prórroga, incluido un bombazo a 5s del cierre para forzar la segunda. Y allí clavó ocho tantos más para destrozar la ilusión de Ferro. En total fueron ¡46 puntos!, con 11-16 dobles, 6-12 triples y 6-8 libres, más 6 recobres y 6 pases gol. Y eso que en el tercer cuarto quedó con cuatro faltas y al borde de la eliminación. Pero su personalidad, agresividad, capacidad de tiro, guapeza y elegancia para penetrar (y una dosis de inconsciencia) lo llevaron a completar una actuación histórica. Sus promedios en la serie fueron de 28.8 tantos (56% dobles, 47.8% triples), 4.6 rebotes y 4.2 pases gol en 38.2 minutos. Y aún así quedan cortos para explicar lo importante que fue. No hay que olvidarse de Luca Vildoza, con su talento habitual y la madurez de un buen líder para entender cuándo debía dejarle el protagonismo a su ladero (cerró con medias de 16 tantos, 4.4 recobres, 5.4 pases gol y 2 robos); ni del gran aporte de Enzo Ruiz con su genial mano (16.6 tantos, con 38.4% triples). Sí, se viene San Lorenzo, el mejor de la temporada. ¿Pero quién le puede hablar de imposibles a Quilmes?

FINAL

San Lorenzo (1º) – Quilmes (6º)
Entre sí en la temporada: San Lorenzo 4-0.

QUINTETO IDEAL DE LAS SEMIFINALES
-Donald Sims (Regatas): 22.2 puntos (42.3% triples), 2.7 rebotes y 3.2 asistencias en cuatro juegos.
-Eric Flor (Quilmes): 28.8 puntos (56% dobles, 47.8% triples), 4.6 rebotes y 4.2 asistencias en cinco juegos.
-Enzo Ruiz (Quilmes): 16.6 puntos (38.4% triples), 2.8 rebotes y 1.4 asistencias en cinco juegos.
-Gabriel Deck (San Lorenzo): 22 puntos (63% dobles y 55.6% triples), 2 rebotes y 1 asistencia en tres juegos.
-Jeremiah Wood (San Martín): 20.5 puntos (74.4% dobles), 4.3 rebotes y 3 asistencias en cuatro juegos.

Tienda CABB

Ultimas Noticias

Mini BasquetTorneos CABBTorneos CABBEscuela Nacional de Entrenadores de BásquetbolFederal FemeninoTorneo FederalEscuela Argentina de Arnitros de Básquetbol
Ir Arriba