Actualidad

Resumen y destacados de las finales de Conferencia en la Liga

Fotos: LNB.com.ar.

CONFERENCIA NORTE – FINAL
-San Martín (1º) 1 – Regatas (3º) 3
Juego 1: San Martín 82 – Regatas 68
Juego 2: San Martín 54 – Regatas 68
Juego 3: Regatas 74 – San Martín 66
Juego 4: Regatas 85 – San Martín 80

Desde el comienzo de los playoffs, Regatas fue marcado como uno de los equipos más peligrosos en carrera, independientemente de su posición en la tabla. Tras pasar a Libertad en los cuartos de final, dio el golpe venciendo a Estudiantes (2º) en la semifinal y ratificó su gigante momento venciendo de manera contundente a San Martín, su clásico rival y líder de la Conferencia durante todo el año, para meterse en la tercera final de su historia.

Y el desarrollo fue similar al de la serie contra los de Concordia, ganando tres encuentros seguidos después de perder el primero como visitante. En definitiva, enorme mérito para un conjunto que al margen de las virtudes ofensivas que lo caracterizaron durante toda la campaña, encontró en esta postemporada una marcada solidez defensiva que potenció su estructura. Además, tuvo confianza y muchísimo carácter en los momentos decisivos. Un dato que lo grafica es que en los juegos 3 y 4, ambos en casa, supo remontar una desventaja máxima de 12 tantos. Es más, en el 4º y decisivo, estampó un parcial de 30-16 entre el 4º cuarto y suplementario para sellar el cuento. Y, cómo si fuera poco, Paolo Quinteros -su estrella- se lesionó en el comienzo del J2, no estuvo en el J3 y saltó a la cancha lejos del 100% en el J4, donde igual se las ingenió para sumar 15 puntos, incluido un bombazo que empezó a liquidar el encuentro en la prórroga.

El conjunto de Gabriel Piccato encontró a Donald Sims como su ancho de espadas, por su calidad, mano caliente y capacidad de gol y liderazgo, incluso disminuido por un cuadro gripal en los dos partidos finales. El estadounidense promedió 20.7 puntos (36.7% triples), 2.2 rebotes, 4 asistencias y 1.2 robos en la serie, dando un salto aún más importante cuando faltó Quinteros. Pero está claro que el Fantasma es más que dos guardias picantes, porque detrás hay obreros que cumplen a la perfección y le dan vida a un andar sólido. Quizás, el líder de ese movimiento es Pablo Espinoza, siempre solidario, comprometido, intenso y con energía para aportar lo que el equipo pide. Sus medias de 9.2 tantos, 12 recobres, 1.7 recuperos y 1.2 bloqueos (algunas de ellas clave) en estos cuatro choques no terminan de explicar su impacto en el juego. Pero son varios los que aportan. Por ejemplo, Troutman, en silencio, metió 15 y 13 unidades en los partidos 2 y 4 que fueron valiosas; tanto como los 10 puntos y 7 pases gol de Santiago Vidal en el J3 sin Quinteros (el uruguayo promedió 6 pases gol en la serie). Y el resto, poco o mucho, siempre suma. En definitiva, un equipo.

Los de Sebastián González parecieron no encontrarle nunca la vuelta a la eliminatoria y el nivel colectivo e individual estuvo muy lejos de aquel que supo dominar hasta esta llave. Por caso, Jeremiah Wood, su pilar, no llegó a doble dígito anotador en ninguno de los cuatro partidos (gran mérito de Regatas por sacarlo de juego). Sus promedios de 6.7 tantos y 6.5 recobres en la serie fueron muy inferiores a los de la fase regular (14.4 y 8.1) y a los de las semifinales contra Olímpico (20.5 y 4.3). Para colmo, Leo Mainoldi apenas jugó 3 segundos en los dos últimos partidos por lesión. Juan Pablo Cantero fue uno de los más regulares con sus 14 unidades y 5 asistencias por encuentro. El Santo se irá con sabor a poco después de una temporada más que buena.

Ahí está Regatas, ese equipo peligroso que terminó de asustar a todos en el Norte para meterse en la gran definición de la temporada.

CONFERENCIA SUR – FINAL
-San Lorenzo (1º) 3 – Quilmes (6º) 0
Juego 1: San Lorenzo 78 – Quilmes 65
Juego 2: San Lorenzo 78 – Quilmes 55
Juego 3: Quilmes 80 – San Lorenzo 89

El básquet es uno de los deportes más lógicos, y eso hace que el corazón, compromiso y carácter queden cortos cuando las armas del rival son demasiadas. Quilmes fue la gran revelación de estos playoffs, porque llegó por la ventana y se las ingenió para dejar en el camino a Bahía Basket y Ferro, sin la ventaja de localía y remontando desventajas en cada serie (0-2 y 1-2). Su nivel de confianza era altísimo y lo hacía peligroso para cualquiera. Pero claro, el cuento mágico de los de Mar del Plata se topó contra San Lorenzo, el mejor de todo el año y cuyo nivel de juego está bien arriba. El campeón, con sus mayores recursos (individuales y colectivos), no le dio chance a un Cervecero que igual dio batalla, barrió su segunda serie en estos playoffs e irá por un nuevo título.

La llave del Ciclón para bajar el poder de gol que traían los de Bianchelli fue la misma que los caracterizó en la temporada, la defensa. Porque el conjunto de Lamas defiende como nadie en la competencia, y cuando el nivel atrás es bueno, parece no haber manera de hacerle frente. Por caso, el segundo cuarto del J2 terminó ¡21-1! para Boedo. Sí, permitió apenas un punto y no recibió goles de campo. Brutal. Otro dato valioso es que Quilmes no pudo pasar del 40% de cancha en ninguno de los tres encuentros (35, 30 y 38). Eric Flor, quien venía en estado de gracia total, fue controlado y tuvo que forzar muchísimo para producir (18.7 puntos, pero con 35.6% cancha); similar a lo que pasó con Luca Vildoza, la joya que tuvo su despedida antes de irse a Baskonia (16 tantos y 4 asistencias de media en la serie).

Se sabe que San Lorenzo tiene muchísimos recursos para desnivelar y el aporte de todos es parejo. Quizá, Nicolás Aguirre (por lectura, agresividad y conducción) y Gabriel Deck (por su talento y facilidad para hacer la diferencia) fueron los mejores desde lo individual. Penka promedió 13 tantos, 6 tableros, 3.7 asistencias y 1.7 robos en la serie; Tortuga, 15.7 unidades, 5.3 rebotes y 1 tapa. Pero es imposible dejar de lado lo bueno de Sandes (9.3 puntos, 7.3 recobres, 1.7 pases gol y 1.3 recuperos) y Calfani (11.3 tantos, 3 tableros, 1.3 robos y 1.7 tapas), pilares de un banco que marcó claras diferencias (media de 35 tantos, contra 15.3 del de Quilmes).

El campeón está invicto en estos playoffs (6-0), acumula 14 victorias seguidas y, contando la postemporada pasada, lleva 12 festejos en fila en este tipo de partidos. Algo sabe de etapas decisivas. Y está listo para defender la corona.

QUINTETO IDEAL DE LAS FINALES DE CONFERENCIA
-Donald Sims (Regatas): 20.7 puntos (36.7% triples), 2.2 rebotes, 4 asistencias y 1.2 robos.
-Nicolás Aguirre (San Lorenzo): 13 puntos (31.5% cancha), 6 rebotes, 3.7 asistencias y 1.7 robos.
-Pablo Espinoza (Regatas): 9.2 puntos (39% cancha), 12 rebotes, 1.7 robos y 1.2 tapas.
-Gabriel Deck (San Lorenzo): 15.7 puntos (48.6% cancha), 5.3 rebotes, 1.3 asistencias y 1 tapa.
-Mathías Calfani (San Lorenzo): 11.3 puntos (56.5% cancha), 3 rebotes, 1.3 robos y 1.7 tapas.

LIGA NACIONAL – FINAL
San Lorenzo (1º del Sur) – Regatas (3º del Norte)
Entre sí en la fase regular: San Lorenzo 2-0.

 

Tienda CABB

Ultimas Noticias

Mini BasquetTorneos CABBTorneos CABBEscuela Nacional de Entrenadores de BásquetbolFederal FemeninoTorneo FederalEscuela Argentina de Arnitros de Básquetbol
Ir Arriba