Actualidad

“No caigo de todo lo que me está pasando últimamente”

Francisco Farabello es el nuevo protagonista de “La entrevista de la semana”. El base de 16 años analizó su reciente paso por el Básquetbol sin Fronteras, donde fue elegido MVP del campus, contó los objetivos para el Sudamericano U17 que se aproxima, hizo un balance de su paso por Sport, dio detalles de la relación con su padre Daniel y blanqueó que continuará su carrera en la Academia NBA de Australia, donde también está Francisco Caffaro.

-¿Ya caíste de lo que te tocó vivir en el Básquet sin Fronteras?
-No, la verdad es que no caigo de todo lo que me está pasando últimamente, es todo muy de golpe. La Selección, el campus, el premio que recibí. Pero todo se disfruta. Andá a saber cuántas cosas parecidas me pueden llegar a pasar.

-Contame un poco sobre la experiencia, las actividades y demás.
-Había cuatro jugadores NBA, Tiago Splitter, Varejao, Vujacic y Powell, y es una experiencia inolvidable. No sabés cuándo podés volver a entrenarte con este tipo de jugadores. Y también había entrenadores que saben mucho de básquet. Tratamos de aprender lo más posible de las personas que más saben.

-¿Qué significó ser el MVP del campus?
-No me lo esperaba. Sabía que venía teniendo un buen campus y partidos. Se me dio, y es un premio al esfuerzo que estoy haciendo y las ganas que le pongo.

-¿Cuál es la mayor enseñanza que te dejó el campus?
-Los pequeños detalles que después hacen la diferencia. Eso fue lo que me marcó.

-Casi sin descanso, se viene el Sudamericano. ¿Cómo imaginás el torneo y cuáles pensás que son los objetivos?
-Representar a la Selección es algo muy lindo. El objetivo principal es clasificarnos al Premundial del año que viene. Creo que será un torneo muy físico y nos va a costar, pero vamos a tener que salir cabrones y jugar partido a partido, sin importar el rival que tengamos enfrente.

-¿Qué mensaje trata de bajarles el cuerpo técnico?
-Lo que se busca es jugar en equipo, pasarnos la pelota y presionar y correr. Ese será el juego que quizás nos vaya a caracterizar. Necesitamos una buena circulación de la pelota y que cada uno conozca y no se salga de su rol.

-¿Ya se extraña Sport?
-Sí, se extraña, es el club de mi vida. El lugar donde surgió mi papá y donde yo empecé a jugar también. Tengo un sentimiento muy fuerte hacia Sport.

-¿Cómo era jugar en primera a tan corta edad?
-No es fácil. El tema físico estaba marcado al principio, hasta que me pude acostumbrar. Pero mi pensamiento y el de mi papá era que me servía más jugar una Liga Provincial que estar en un banco de la Liga Nacional. Y creo que me sirvieron mucho esos dos años en la Liga Provincial, avancé mucho en mi juego y mi físico.

-¿Es más fácil o difícil ser dirigido por tu papá?
-Adentro de la cancha no es mi papá, sino mi entrenador. Y afuera no es mi entrenador, es mi papá. Por suerte supe identificar bien sus dos roles, y eso lo hace más fácil.

-¿Cómo es esa relación, que me imagino tiene todo que ver en tu gusto y dedicación al básquet?
-Obvio que él está relacionado a mi camino. Siempre tomo como ejemplo a mi papá, o trato de imitarlo en algunas cosas del juego. Cuando entrenábamos lo escuchaba al 100%, porque él sabe y jugó mucho, y no hay mejor ejemplo que seguirlo a él.

-¿Cuál es la mayor enseñanza que te dio para tu carrera en el básquet?
-El mensaje que me transmitió es que tengo que trabajar, que si quiero lograr algo tengo que entrenarme duro y que nadie me va a regalar nada. Hay que meterle ganas, sacrificio y voluntad.

-¿Qué significa para los chicos como vos tener un padre con un pasado exitoso en el básquet?
-Creo que es una motivación el hecho de seguir lo que empezó mi papá. No es una carga, no me siento presionado. Pero me gustaría seguir o tratar de superar lo que hizo mi papá.

-Te vas a la Academia NBA en Australia, ¿cómo llegó y por qué tomaste la decisión?
-Siempre fue una de las opciones, y gracias a Dios se pudo dar. Pero, como te dije antes, es el mejor camino que veo para mi crecimiento y desarrollo, por encima de ser juvenil y quizás no tener muchas chances en un equipo de Liga Nacional.

-¿La parte de estar lejos de la familia es la más difícil?
-Sí, lo estuve pensando. Pero como dije antes, esto es una cuestión de sacrificio y hay que afrontarlo.

-¿Qué deseos tenés para tu carrera?
-Espero jugar en el nivel más alto que se me pueda dar. Me encantaría jugar en Europa, probar en una Euroliga y si se da llegar a la NBA. Pero hay que ir paso a paso. Son cosas para las que falta mucho.

Leandro Fernández
@FernandezLea
prensa@cabb.com.ar
@cabboficial

Tienda CABB
Mini BasquetTorneos CABBTorneos CABBEscuela Nacional de Entrenadores de BásquetbolFederal FemeninoTorneo FederalEscuela Argentina de Arnitros de Básquetbol
Ir Arriba