Actualidad

“Nada más lindo que jugarlo en nuestro país”

Melisa Gretter, de gran presente en la liga brasileña junto al Corinthians, habló de sus inicios, su actualidad en el “timao” y lo que le genera poder buscar el boleto mundialista en nuestro país.

Si desde su primer respiro en este mundo era tan inquieta, revulsiva e impetuosa como lo es ahora, probablemente el partero haya tenido muchos problemas para en aquel 24 de enero de 1993, ayudar a venir al mundo a Melisa Gretter.

Escurridiza, desfachatada, y de jugadas vistosas que pocas veces se ven en el básquet femenino, esta rafaelina hoy transita una nueva temporada como profesional en Brasil, misma liga que la vio en el 2016, cuando regresó del basquetbol español.

Su paso por la actual LBF ha sido de menor a mayor, aunque su consolidación en el Corinthians, equipo que cerró la fase regular primero, no solo le valió varios reconocimientos públicos, sino que además la llevó a ser nombrada parte del juego de las estrellas que tendrá lugar este fin de semana, siendo integrante del equipo apadrinado por una leyenda en su misma posición: la base María Paula Goncalves da Silva, conocida mundialmente como “Magic” Paula.


En un alto a sus entrenamientos, pensando en las semifinales del torneo, nuestra “Magic” se tomó un respiro, y habló de su pasado, presente y futuro:

-¿Por qué elegiste jugar al básquet y no otro deporte?
-Si bien desde chiquita que me gustan todos los deportes, el básquet fue el que más me llamó la atención. Quizás porque tuvo el extra de que lo jugaba con mis hermanos, amigos del colegio y del barrio. Eso lo hacía más divertido.

-¿Qué recuerdos tenes de tus primeros años con el básquet?
-Tengo muchos recuerdos de mis primeros años en Peñarol. Recuedo a mis hermanos corriendo conmigo. A mi mamá que estaba siempre presente en todos los partidos. Viajes, o cualquier otra actividad relacionada.

Hoy en día sigo en contacto con los chicos que jugaban conmigo. Algunos son mis amigos. Al ser yo la única mujer que jugaba con ellos me cuidaban mucho.

-¿Te acordas de tu primera convocatoria a una concentración?
– Si, me acuerdo. Fue en el año 2007, después de jugar un Argentino con Santa Fe. Yo tenía 14 años y me llamaron para concentrar con la categoría U16.

La realidad es que cuando me citaron tenía mucho miedo. Al ser del interior, el hecho de venir a Buenos Aires sola y siendo tan chica me llenaba de preguntas; cómo iban a ser los entrenamientos, el ritmo, todo… por suerte en esa concentración estaba “Nacha” (NdR: Spiatta), que sabía cómo eran los tiempos y las formas dentro del CeNARD, así que estaba siempre con ella, la seguía para todos lados.

-¿Qué es lo que más extrañas de tu pueblo?
-Para arrancar, Rafaela no es un pueblo (risas)… de mi ciudad extraño más que nada a mi familia, a mis amigos, y a esa tranquilidad que tiene una ciudad que no es tan grande como Buenos Aires.

-¿Cuándo te diste cuenta que necesitabas emigrar de ahí para seguir creciendo?
-Creo que el click lo hice cuando empecé a entrenar con la selección. Estando ahí y tomando al básquet como una forma de vida, sentí que tenía que empezar a medirme con jugadoras de mayor nivel y quiera o no, esa competencia estaba en Buenos Aires. Así que decidí irme para allá.

Una vez que estuve ahí, el sueño empezó a hacerse más grande. Si quería seguir creciendo sabía que tenía que irme a algún lugar donde el básquet se desarrollara de forma profesional, y por suerte hoy por hoy estoy cumpliendo ese sueño.

-Ahora estás nuevamente en Brasil, ¿Crees que es una liga que le cae perfecto a tu juego?
-Sí, el juego que tienen acá es muy parecido a mi forma de juego. Correr mucho la cancha, teniendo el contraataque como principal vía de juego. No cerrar el juego en el ataque fijo, es algo con lo que me siento cómoda.

-¿Volver a la elite europea es un desafío?
-Ojalá se de la oportunidad. Ahora acá en Brasil estoy muy cómoda, pero si llega a darse la posibilidad de volver a Europa, no dudaría en volver.

-¿Qué jugadoras miras para mejorar en tu posición?
-Hay muchas jugadoras con gran nivel. Me gusta mucho la forma de jugar de Celine Dumerc. Trato de ver que puedo incorporar de ella a mi juego para seguir creciendo.

-¿Jugar la AmeriCup en Argentina tendrá gusto a revancha? ¿O lo de Francia ya es pasado?
-No creo que se viva como una revancha. Que nuestro país pueda ser sede de un torneo tan importante es algo que debe disfrutarse y también ser usado para poder desarrollar un poco más el deporte en el país.

Por eso creo que la motivación para este torneo no es la revancha de Francia, sino que pasa por poder jugar un nuevo torneo, buscando la clasificación al mundial del año que viene. Y nada más lindo que jugarlo en nuestro país, con nuestra gente.

-¿Si no son campeonas en Brasil será un fracaso?
-No. Obviamente quiero que se dé, y me encantaría poder festejar al final del torneo, pero si no llega a pasar creo que no va a ser por falta de compromiso ni actitud. Claramente no sería un fracaso.

Fotos: Prensa Liga Brasileña / FIBA.

Emanuel Niel
prensa@cabb.com.ar
@ManuNiel
@cabboficial

Tienda CABB

Ultimas Noticias

Mini BasquetTorneos CABBEscuela Nacional de Entrenadores de BásquetbolFederal FemeninoTorneo FederalSuperLiga CABBEscuela Argentina de Arnitros de Básquetbol
Ir Arriba