Actualidad

González: “Mi abuelo me acompañó desde el cielo en mi primer partido”

Volvió nuestra capitana. Luego de una lesión que la tuvo por más de seis meses alejada del parquet, hizo su regreso al primer nivel italiano, y ya se encuentra en semifinales. Débora González y una entrevista a corazón abierto.

Guerrera por donde se la mire. De familia luchadora, “Pepo”, como la conocen todos, no podía ser la excepción a la regla.

En el pasado quedó el llanto sobre el parquet de Obras, cuando el estadio enmudeció ante una artera lesión que no le permitió cerrar la final, y que caló hondo en el resto de sus compañeras. Pasó esa AmeriCup, como también lo que restaba de 2017, pero en las sombras, ella preparaba su regreso.

Decidió terminar de ponerse a punto en el viejo continente, donde el Dike Napoli la recibió como a un ser querido, al cual no se lo ve hace mucho. Afecto de sobra, profesionales a disposición, y una férrea convicción diaria de volver mejor que antes. Con esa receta, Débora se sintió lista para dar el siguiente paso.

Para asombro de propios y extraños, el 25 de marzo, en la última fecha de fase regular dentro de la Lega A1 italiana, nuestra capitana volvió al parquet sumando más de 20 minutos, en una jornada que resultó emotiva para ella, y para todos sus cercanos.

Hoy el básquet la encuentra en semifinales, después de caer en el primer choque de playoff, y ganar los siguientes dos en suplementario. Sonriente, alegre, positiva… una “Pepo” auténtica, que tiene el presente entre ceja y ceja, aunque no descuida el futuro.

Evidentemente has tenido una gran recuperación porque no cualquiera vuelve y juega tanto tiempo en A1. ¿Qué te venían diciendo los médicos en Nápoli?

-Fue una preparación física y mental dura, donde trabajaba prácticamente doble turno todos los días. Los últimos dos meses, cuando llegué a Nápoli, me felicitaron por cómo había llevado adelante mi rehabilitación. Si bien ellos me ayudaron en el final, jamás dejé de hablar con mi médico (NdR: Fernando Macias) y kinesiólogo (Nicolás Bocconi); y entre todos tomamos la decisión de meterme en cancha.

Toda lesión te hace crecer, te deja algo. En tu caso, ¿Por dónde pasó?

-Uf… esta lesión me tocó en lo más profundo de mi corazón. Siempre me pregunté “¿Por qué ahora? ¿Por qué a mí? ¿Por qué con la Selección?”. Todo pasa por algo. Pude disfrutar los últimos meses de vida de mi abuelo; que fue mi segundo papá, mi fan número uno… quien tenía todas mis camisetas, incluso con la que me lesioné.

No me pudo volver a ver en cancha, ni le pude decir adiós, pero me acompañó en mi primer partido desde el cielo. Hoy mis preguntas tuvieron su respuesta.

¿Cómo fue volver a Nápoli a terminar de ponerte bien?

-Fue muy lindo. Tengo un grupo de trabajo muy bueno, por el cual tomé la decisión de volver a Nápoli a terminar de recuperarme y jugar algún partido.

Siempre resaltas a tu marido y al resto de tu familia. ¿Crees que ese fue el plus para volver tan rápido a un estado pleno?

-No tengo palabras de agradecimiento a mi marido y familia que no me dejaron caer en ningún momento. El primer mes fue difícil, donde hicimos recorrido buscando un cirujano en el cual confiar, y una vez hecho, reposo absoluto para poder recuperar el lateral interno con un inmovilizador las 24 horas del día. Gracias a ellos estoy acá nuevamente.

Estas en playoffs ahora. Luego de estos, ¿Ya tenes un esquema de trabajo para continuar?

-Acabamos de pasar a semifinales. Será muy difícil visto que jugamos contra el Famila Schio, equipo de Euroliga y favorito a ganar el título. Luego seguiré algún programa que me den acá. Igualmente apenas vuelvo a la Argentina debo hacerme controlar por mi médico y kinesiólogo.

¿Jugarás Liga Nacional o vas a elegir seguir entrenando de cara a los compromisos que se vienen?

-En principio hablé con algún club de Argentina para decirles que no era posible que pueda jugar allá, por un tema de contrato y permiso. Quizás esta semana pueda revertir la situación y poder seguir tomando ritmo de juego allá.

¿Qué le podes decir a las chicas que hoy pasan por una lesión de rodilla como la que tuviste vos?

-Creo que todas nos preguntamos “¿Por qué nos pasó?”. Yo pude obtener mi respuesta a lo largo del tiempo. A cada persona le sucede por algo diferente.

Lo que puedo decir es que se apoyen en sus familias, que los abracen fuerte y se llenen de amor y buenas energías. Hay días de bajón, pero nuestra familia nos ayuda a ponerle una sonrisa y seguir adelante.

¿Algo más que quieras agregar?

-Agradecer a todos los que estuvieron apoyándome desde que salí de Obras llorando, hasta el día de hoy que pude volver. A la CABB, al cuerpo técnico, a mis compañeras, a muchos entrenadores, jugadoras, y ex jugadores y jugadoras. La lista es larga, y a todos les agradezco de corazón.

Emanuel Niel
prensa@cabb.com.ar
@ManuNiel
@cabboficial

Tienda CABB

Ultimas Noticias

Mini BasquetTorneos CABBTorneos CABBEscuela Nacional de Entrenadores de BásquetbolFederal FemeninoTorneo FederalEscuela Argentina de Arnitros de Básquetbol
Ir Arriba