Actualidad

“Está bueno que el deporte una a dos países”

Foto: FIBA.

Luciano Parodi, base de la selección uruguaya, pasó por “La entrevista de la semana”. El joven armador -de 23 años- habló de su reciente fichaje por Bahía Basket, destacó la posibilidad de dar el salto a la Liga Nacional y ponderó la postulación de Argentina y Uruguay para organizar el Mundial 2023: “Sería un sueño”.

-¿Qué significa este fichaje en Bahía Basket desde el punto de vista personal?
-Estoy muy contento. Creo que estaba en una etapa para cerrar mi ciclo en Uruguay. Habíamos quedado muy bien con el equipo, jugando competencias internacionales inclusive, y estaba para dar ese pasito hacia adelante. Llegar a Bahía me hará todo mucho más fácil, porque el proyecto encaja muy bien en mi.

-Claro, vos sos muy joven y -más allá de tus logros- tu carrera recién está comenzando, y llegás a un club que se encarga de darle a los jóvenes todas las herramientas para el mejor desarrollo posible. ¿Influyó a la hora de tu decisión?
-Sin dudas. Tengo experiencia siendo base titular y protagonista en mi país, e incluso tuve roce internacional con la selección de Uruguay, pero todavía soy chico y tengo mucho para crecer. Entonces, el entorno de Bahía Basket me va a beneficiar.

-¿Qué te atrajo de la Liga Nacional Argentina para decidir dar este paso?
-Hablé con varios colegas que estuvieron ahí y sé que es una liga muy competitiva, con un gran nivel de básquet. Se juega a una intensidad mayor que en Uruguay y hay gran lectura de juego. Eso me hará crecer y me exigirá estar al nivel que se necesita.

-¿Cómo analizás tu juego y cómo pensás que se puede adaptar a la competencia argentina?
-Soy un jugador al que le gusta defender intenso y jugar de contra, además de ser un base al que le gusta que todos se sientan importante en la ofensiva. Trato de hacer lo que el equipo necesite en cada momento. La Liga Argentina se caracteriza por un buen básquet, de concepto y con sentido colectivo. Son cosas que me ayudarán a crecer.

-¿Cómo juega en la cabeza de un jugador que ganó tres Liga en tan poco tiempo y que incluso fue MVP, el hecho de tener que ir a otro lugar a empezar de nuevo y con otro rol?
-Lo que siempre busco es crecer como jugador. Estar en un equipo que sienta el juego de equipo en sí, en una competencia que me haga elevar mi juego, hará que me sienta bien. Esto es un juego colectivo y los roles cambian. Quizás me toca otro rol y está bien. En Uruguay también me tocó compartir con figuras, y he sabido discernir cuándo jugar para ellos y cuándo para mi.

-¿Ves a tu caso emparentado de cierta forma con el de Bruno Fitipaldo, quien vino a la Argentina y se potenció antes de dar el salto mayor a Europa?
-Creo que sí. Bruno ha tenido una carrera bastante exitosa y es un referente para mi por los pasos que dio y por su ética de trabajo. Lo tuve de compañero en la selección y sé cómo es. Estaría buenísimo seguir sus pasos.

-¿Pudiste hablar con los uruguayos que hay en la Liga o te contaron algo?
-Estuve hablando con todos, más con Mathías Calfani -con quien tengo más afinidad-, y me han llevado para adelante para que diera el paso. Me dijeron que es una liga muy competitiva y con equipos parejos. Además, es diferente a la liga de Uruguay porque en mi país son sólo equipos de Montevideo, y en Argentina son de todo el país. Eso eleva el nivel de la competencia.

-¿Cuáles son tus objetivos puntuales con este paso en tu carrera?
-Seguir creciendo como jugador y persona, porque ese también es otro desafío. Si bien voy con mi pareja, dejo a mi familia y amigos en Uruguay, lo que me hará madurar en aspectos personales. Será un poco complicado porque soy muy familiero, pero en mi cabeza siempre está el hecho de crecer, y alejarme un poco de ellos me hará madurar en cosas que no las tenía.

-Está claro que entre Argentina y Uruguay se comparten muchísimas cosas, desde lo deportivo y cultural. También ahora se comparte un sueño, que es la organización del Mundial 2023. Vos sumaste tu apoyo. ¿Cómo tomaste la idea de la postulación?
-Es un sueño que tenemos los argentinos y uruguayos, el hecho de poder jugar en nuestro territorio y contar con la presencia de todas las selecciones de elite. Creo que potenciaría todo, a Argentina y ni hablar a Uruguay. Es un sueño, y lógicamente que voy a darle mi apoyo al proyecto.

-¿Sentís que una propuesta así, que compartir el trabajo entre ambos países, representa algo más y que excede al básquet?
-Sin dudas. Hay varios aspectos en común y Argentina y Uruguay siempre están apostando al crecimiento. Está bueno que el deporte una a dos países. Me pone muy contento.

-¿Qué pensás que tienen como ventajas para llegar a ese sueño?
-Traer un Mundial a Sudamérica es casi como nuevo, porque generalmente todo se juega en Europa. De esta manera permitiría que la competencia sea más global y se conozcan otros lugares que quizás no tienen tanta exposición.

Leandro Fernández
@FernandezLea
prensa@cabb.com.ar
@cabboficial

Tienda CABB
Mini BasquetTorneos CABBEscuela Nacional de Entrenadores de BásquetbolFederal FemeninoTorneo FederalEscuela Argentina de Arnitros de Básquetbol
Ir Arriba