Actualidad

El resumen de los octavos de final de la Liga Nacional

Fotos: LNB, Prensa Atenas y Prensa San Martín.

OCTAVOS DE FINAL

SAN LORENZO (1º) 3 – PEÑAROL (16º) 1
-Juego 1: San Lorenzo 91 – Peñarol 82
-Juego 2: San Lorenzo 101 – Peñarol 69
-Juego 3: Peñarol 85 – San Lorenzo 83
-Juego 4: Peñarol 90 – San Lorenzo 107

Quizás le tomó un partido más de lo que los papeles indicaban, pero la realidad es que San Lorenzo -principal candidato al título- no tuvo mayores inconvenientes para dejar en el camino a un Peñarol que termina yéndose con la cabeza en alto, no sólo por salvar la categoría después de un año complicado sino por haberse dado el gusto de sacarle un partido al Ciclón. De todas maneras, sus debilidades defensivas fueron muy evidentes, y eso es un pecado ante los de Gonzalo García, que promediaron 95.5 puntos anotados en la serie (el que más metió en los octavos). Gabriel Deck ratificó su condición de MVP y brilló, con una media de 23.8 puntos, 5.5 rebotes y 3.3 asistencias; y fue muy bien acompañado por Dar Tucker (22.8, 7 y 3.8). De todas maneras, al bicampeón le sobraron armas (seis jugadores por encima de los 9.5 tantos) para superar el primer obstáculo rumbo al tri. Evitar los momentos de relajación como en el juego 3 (el Milrayita no se entregó y tuvo premio sobre la chicharra con un doble de Pettigrew) será una enseñanza de cara a lo que viene.

SAN MARTÍN (2º) 3 – BOCA (15º) 2
-Juego 1: San Martín 85 – Boca 70
-Juego 2: San Martín 83 – Boca 95
-Juego 3: Boca 69 – San Martín 67
-Juego 4: Boca 74 – San Martín 75
-Juego 5: San Martín 84 – Boca 67

No habrá sido la mejor jugada, pero vaya si se trató de la serie más atractiva de estos playoffs. Después de asegurar la permanencia sobre el tramo final, Boca ingresó a la postemporada y estuvo a muy poco de quemar todos los papeles y cargarse a uno de los candidatos a darle pelea a San Lorenzo. Pero el conjunto correntino sobrevivió como pudo y terminó rematando el trabajo con la autoridad que no había tenido en los partidos previos. Porque después de quedarse con el juego inicial, San Martín estuvo muy lejos de ese equipo sólido y con muchísimas herramientas que mostró durante el año. Y el mérito, en gran parte, fue del Xeneize, que se le metió en la cabeza y lo frustró con un trabajo defensivo superlativo, por intensidad, inteligencia y entrega (lo dejó a SM en 32% y 40% en La Bombonerita, y bajó su media de goleo de 85.2 a 78.8 por encuentro entre fase regular y playoffs). Pese a no contar con una pieza clave como Martín Osimani, los de Narvarte ganaron el J2 en Corrientes mostrando un altísimo nivel, se llevaron el J3 en casa en lo que fue un parto, y tuvieron muchas opciones de cerrar la serie en el J4, que tras otro final palo a palo y con algo de polémica terminó cayendo para el lado correntino, que se dio una vida sin jugar bien y luego volvió a ser en casa para liquidar en el J5. Los de Sebastián González tuvieron un enorme mérito en no desesperar pese a sentirse muy incómodos. Federico Aguerre, en silencio, fue el más regular en la llave, con promedios de 12.4 puntos, 7.8 rebotes, 1.6 asistencias, 1.6 robos y 1 tapa. Jeremiah Wood resultó determinante para bancar el J4 (16 unidades, 2º goleador detrás de los 20 de Hicks) y para encaminar el J5 (19), donde también fue valioso lo de Lucas Faggiano (14 y 7 asistencias) tras dos encuentros por debajo de su nivel en Buenos Aires. Lo de Boca fue más que digno, pero no alcanzó. Lo de San Martín, quien quiere ir por la corona, deberá elevarse para alcanzar más adelante.

ATENAS (3º) 3 – OLÍMPICO (14º) 2
-Juego 1: Atenas 103 – Olímpico 92
-Juego 2: Atenas 86 – Olímpico 66
-Juego 3: Olímpico 83 – Atenas 77
-Juego 4: Olímpico 67 – Atenas 56
-Juego 5: Atenas 92 – Olímpico 78

Otra serie donde se terminó imponiendo la lógica, pero en donde Atenas, el favorito, necesitó trabajar horas extras cuando parecía que podía resolverlo más rápido. Es que en los dos primeros partidos en casa fue ese equipo con de ofensiva devastadora que se destacó en la fase regular, pero luego se vino abajo, en parte porque Olímpico mostró un nivel defensivo superlativo que supo limitar y contener el arsenal cordobés. De todas maneras, en el quinto y decisivo en el Cerutti, el máximo ganador de la competencia volvió a ser y lo resolvió sin mayores problemas. Y allí, Donald Sims demostró que su valor en la estructura es vital desde todo punto de vista: fue el goleador con 29 puntos, redondeando en 23.7 su media durante las tres victorias (bajó a 15 en las dos derrotas). Los de La Banda se mostraron competitivos y, pese a quedarse cortos, cerraron con una buena nota una campaña que los mostró con muchísimas irregularidades y cambios (incluso de entrenador). Para Atenas queda la satisfacción de ratificar condiciones y también algunas debilidades a mejorar, sobre todo en el costado defensivo. Sabe que tiene material para dar pelea.

INSTITUTO (4º) 3 – REGATAS (13º) 0
-Juego 1: Instituto 81 – Regatas 79
-Juego 2: Instituto 88 – Regatas 68
-Juego 3: Regatas 83 – Instituto 93

Vaya manera de conseguir la primera victoria en una serie para Instituto, que se instaló entre los mejores ocho con una barrida ante Regatas, que tuvo una temporada de mayor a menor y pasó de estar en el lote de arriba y hasta llegar al tercer puesto en la Liga de las Américas, a perder el rumbo y cerrar la campaña con 11 derrotas consecutivas. Después de sacar adelante el J1 con sufrimiento, los cordobeses fueron contundentes y exhibieron las buenas virtudes que lo trajeron hasta acá, sobre todo ese combo letal que conforman Dwayne Davis (segundo máximo anotador de esta primera fase de playoffs, con 23.7 por encuentro) y Luciano González (16.7). En silencio, La Gloria da pasos hacia al frente, conoce la receta para complicar a cualquiera y se ilusiona.

QUIMSA (5º) 3 – ESTUDIANTES (12º) 1
-Juego 1: Quimsa 80 – Estudiantes 74
-Juego 2: Quimsa 101 – Estudiantes 66
-Juego 3: Estudiantes 81 – Quimsa 75
-Juego 4: Estudiantes 73 – Quimsa 79

No fue suficiente el orgullo y entrega de Estudiantes, que hizo una enorme campaña de la mano de Lucas Victoriano, quien supo darle sentido colectivo y gran química a un plantel sin tantos nombres (lo llevó al subcampeonato en la Liga Sudamericana y al Final Four de la Liga de las Américas) para sacarle muchísimo jugo. Pero claro, del otro lado estuvo Quimsa, otro de los que no hay que dejar de lado a la hora de anotarlo como uno de los que puede pelear contra cualquiera y aspirar alto. Claro, tiene excelente plantel entre nacionales y extranjeros, un entrenador con una idea clara y experiencia como Silvio Santander, y sus integrantes saben lo que es ganar. Un dato de la serie marca la búsqueda de su coach: fue el segundo que menos puntos permitió (73.5 por encuentro), toda una muestra del foco defensivo que intenta imponer. Jeremiah Massey fue el más destacado desde lo numérico (16.5 puntos y 7.5 rebotes) dentro de un plantel que repartió el goleo de gran forma (siete jugadores arriba de los 8 tantos por duelo).

LA UNIÓN (6º) 3 – HISPANO AMERICANO (11º) 1
-Juego 1: La Unión 88 – Hispano Americano 65
-Juego 2: La Unión 72 – Hispano Americano 79
-Juego 3: Hispano Americano 81 – La Unión 83
-Juego 4: Hispano Americano 84 – La Unión 86

Dicen que nunca hay que sobre reaccionar al resultado de un partido de playoffs, y esta serie tuvo varias muestras. Porque La Unión comenzó con una paliza en casa, pero 48 horas después estuvo lejos de su nivel y se encontró con una derrota que ilusionó a Hispano. Sin embargo, los de Formosa rebotaron bárbaro, mostraron más aplomo y experiencia en esta clase de partidos y fueron más en dos definiciones apretadas y pelota a pelota que cayeron de su lado para meterse entre los mejores ocho. Los de Ramella no tiene mayor secreto que una buena estructura colectiva, con reparto de goleo y conocimiento de los roles y momentos de cada uno. No es casualidad que cinco jugadores hayan promediado doble dígito anotador: Young (14), Konsztadt (13), Elsener (12.5), Marín y Maldonado (ambos con 10.8). Hispano, por su lado, se va con la tranquilidad de una temporada donde se mostró más que competitivo, evitó sufrimientos en la zona de abajo y que, incluso, no lo tuvo tan lejos de sacar algún triunfo que hubiera cambiado el desenlace.

GIMNASIA (7º) 3 – ARGENTINO (10º) 1
-Juego 1: Gimnasia 89 – Argentino 55
-Juego 2: Gimnasia 88 – Argentino 84
-Juego 3: Argentino 72 – Gimnasia 70
-Juego 4: Argentino 53 – Gimnasia 55

La lesión de rodilla de Luciano Massarelli en la recta final de la Fase Regular, de cierta manera, condenó las chances de Argentino, que sin su carta ofensiva más importante, se quedó sin opciones confiables. Y si bien su coraje y sacrificio siempre le dan un plus (tanto que logró sacar un juego y estuvo cerca de llegar a un quinto encuentro), la realidad es que todo le costó muchísimo y se refleja en su media de 66 puntos anotados por encuentro, la menor de los 16 equipos de playoffs. En definitiva, negocio para Gimnasia, que no tuvo mayores inconvenientes en Comodoro, demostrando la fortaleza de su localía, y concretó el triunfo con un doble de la galera de Frazier sobre la chicharra del J4. El extranjero ratificó su importancia (llegó en lugar de Shaq Johnson, quien venía siendo el arma central del equipo) y promedió 16.3 tantos y 5.3 rebotes. Aunque no hay que dejar de lado el trabajo de dos de los grandes obreros que tiene el conjunto de Villagrán, Diego Romero (12.8 unidades, 7.5 tableros y 2.3 pases gol) y Franco Giorgetti (10.3, 4.5 y 1.3 tapas). El Verde tiene una filosofía colectiva que la usa como bandera. Sabe de qué se tratan estas instancias y sueña con más.

OBRAS (8º) 3 – BAHÍA BASKET (9º) 0
-Juego 1: Obras 89 – Bahía Basket 80
-Juego 2: Obras 91 – Bahía Basket 75
-Juego 3: Bahía Basket 74 – Obras 77

La serie entre los equipos con menos diferencia en la tabla terminó siendo una de las dos que se definió con barrida, y bien podría mencionarse un factor clave para ellos: apenas comenzado el juego 1, Máximo Fjellerup, pieza principal de Bahía Basket, sufrió un esguince en un tobillo que lo sacó de acción. Y los del Sepo Ginóbili extrañaron muchísimo a su principal referencia ofensiva. Claro que poco le importó a Obras, que hizo su trabajo con solidez, no perdonó en los dos primeros en casa y apeló a su carácter y buenas decisiones en el tramo final del J3 para concretar la victoria. Como en la Fase Regular, Maurice Kemp (21.3 puntos, 7.3 rebotes y 2 asistencias de promedio) y Víctor Liz (19.3, 4 y 3) fueron las figuras centrales del Tachero, que se ganó su lugar entre los mejores ocho y, sin ningún tipo de presión, intentará dar la sorpresa ante el favorito de todos: San Lorenzo.

CUARTOS DE FINAL
San Lorenzo (1º) vs. Obras (8º)
San Martín (2) vs. Gimnasia (7º)
Atenas (3º) vs. La Unión (6º)
Instituto (4º) vs. Quimsa (5º)

Fechas: 18, 20, 23, 25 y 27 de mayo (las últimas dos, de ser necesarias).

Tienda CABB

Ultimas Noticias

Mini BasquetTorneos CABBTorneos CABBEscuela Nacional de Entrenadores de BásquetbolFederal FemeninoTorneo FederalEscuela Argentina de Arnitros de Básquetbol
Ir Arriba